El espíritu también se enferma

En la actualidad, los seres humanos hemos comenzado a interesarnos por el cuidado de nuestro cuerpo y todo lo que repercute en nuestra salud tanto física como espiritual. Por esta razón, la autora del libro “Anatomía del espíritu”, periodista y doctora en teología, Caroline Myss, nos comparte la forma en la que los sentimientos negativos, como el estrés, la tristeza, la rabia, entre muchos otros, pueden afectar nuestro sistema de órganos, generando un sin número de enfermedades.

Myss, afirma que “la biografía de una persona se convierte en su biología y, por eso, hasta cierto punto, cada uno participa en la creación de la enfermedad que lo agobia, ya que esta se desarrolla como consecuencia de pensamientos o actitudes que solo entendemos que son biológicamente tóxicos, cuando ya se han convertido en tóxicos”.

Fuente: El tiempo